Artículo sobre nuestro proyecto de mapa termográfico de Asturias en el diario La Voz de Avilés el 15 de noviembre de 2015

Los edificios de Avilés desperdician entre el 30 y el 40% de su calor

  • Un despacho de arquitectura analiza con termografías el estado de 200 inmuebles de la comarca

Es la conclusión de un análisis realizado por los cuatro arquitectos (Rufino Martínez, Ángela Fernández, Felipe Uría y Juan Carlos Rey) que integran el estudio avilesino Esteno. Para ello han recurrido a las técnicas de la termografía.

La cámara termográfica permite realizar un estudio no invasivo de las pérdidas de calor en las diferentes construcciones. Una escalera de color que va desde el amarillo, que representa la máxima pérdida, al azul oscuro permite conocer las carencias en el aislamiento.

A lo largo del pasado invierno estudiaron cerca de 200 edificios en la comarca, en Avilés, Piedras Blancas y Salinas. En Avilés se termografiaron 61 construcciones, en Piedras Blancas 79 y en Salinas 57. En la web del estudio se informa de las diferentes localizaciones por si alguna comunidad quiere conocer los datos concretos de su inmueble.

Habitualmente, el trabajo se realiza de noche, ya que es cuando se producen las mayores diferencias térmicas entre el inmueble y el entorno.

Una vez recogidas las imágenes en el exterior, durante la primavera y el verano se procesaron los datos. En el próximo invierno, seguirán con el análisis que se extiende a otras ciudades asturianas, como Oviedo, con el objetivo de documentar la situación del parque inmobiliario asturiano.

En este primer estudio de campo, sus cámaras apuntaron, principalmente, a los edificios históricos, pero también a diferentes viviendas particulares donde, en algunos casos, llegaron a situar con precisión sus radiadores por las pérdidas de calor registradas.

Los autores también se regalaron algunas tomas especiales, como una vista de la playa de Salinas con los Gauzones como un faro de calor. O la línea del cielo de Avilés, donde se aprecia el calor desprendido por los vehículos en la arteria del puerto o las diferencias en la pérdida de calor en el auditorio del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer en función del aislante utilizado en su fachada.

Su primera conclusión es que, con una pérdida de calor de entre el 30 y el 40%, los avilesinos emplean sus calefacciones «en calentar la ciudad tanto como su casa», apunta Felipe Uría. «Los mayores problemas se detectan en las construcciones que datan de la década de los 50 a los 70», apunta Ángela Fernández.

El problema no es exclusivamente avilesino. Esteno también ha realizado su trabajo en Oviedo y Gijón con unos resultados similares a la comarca.

Esto se debe a que, hasta la segunda mitad de la década de los 70, España no se dotó de una normativa que fijase de manera homologada los criterios de construcción en el país.

Fue un primer paso, aunque hasta la reforma de 2008 no se introdujeron los criterios de aislamiento. «De esta manera, tenemos edificios que están bien construidos, pero que presentan soluciones que no son adecuadas en el aislamiento», afirma Rufino Martínez.

En cambio, los edificios antiguos presentan menos problemas en las pérdidas de calor, como lo demuestra alguna de sus imágenes del Ayuntamiento de Avilés.

El paseo termográfico por Avilés realizado por los integrantes de Esteno permite comprobar como la cultura de la eficiencia energética en la construcción era muy escasa incluso en épocas recientes. Edificios construidos en la década de los 90 y rehabilitaciones de esos años muestran importantes pérdidas de calor en su fachada. En algunos se aprecia perfectamente el puente térmico y su pérdida de calor hacia el exterior. O que las soluciones para los cristales de las ventanas no son las más eficientes para el consumo energético.

La reforma legislativa introduce un cambio en el modelo. Las ciudades donde no importaba el gasto energético quieren convertirse ahora en urbes eficientes energéticamente, con los menores gastos posibles en energía.

«Un edificio bien aislado energéticamente, siempre presentará un menor consumo de calefacción. Además, en el caso de renovar los sistemas de calefacción, los propietarios no invertirán en equipos tan potentes, ya que al desperdiciar menos calor podrán ajustar mejor su consumo», comenta Rufino Martínez.

Una vez realizado el estudio, los arquitectos se dirigieron a varias de las comunidades de vecinos para presentarles los datos. «Nos recibieron como marcianos cuando les hablábamos de las termografías y los resultados de sus edificios», señala Juan Carlos Rey.

Ayudas del Principado

Aunque el equipo ha realizado las termografías por su iniciativa, también se encuentran abiertos a realizar los estudios por encargo de las comunidades. Es una opción que aconsejan de cara a las ayudas a la rehabilitación y mejora energética de las viviendas.

«En general, en el sector el año pasado hubo mucho movimiento de cara la convocatoria del Principado que se cerró el mes de agosto. Comenzó en mayo y generó mucha actividad. Esperamos la convocatoria de 2016, pero suponemos que el calendario se mantendrá en unas fechas similares», destacó Rey.

Las pérdidas de calor detectadas, junto con las características de los inmuebles, permite que los profesionales establezcan la mejor solución para mejorar la sostenibilidad del inmueble en cuestión. La propuesta puede ir desde la cámara de aire, al aislamiento térmico por el exterior o los diferentes sistemas de fachada ventilada, una de las más utilizadas en la actualidad por su eficacia, aunque también es de las más caras.

Como remarcan los integrantes de Esteno, las inversiones en mejora de los aislamientos se amortizan en el plazo de cuatro o cinco años por el ahorro en los consumos energéticos. Además, no se puede olvidar que en la actualidad muchas de estas intervenciones se encuentran subvencionadas por las administraciones, tanto local, como regional, incluso nacional.

Un estudio concluye que los edificios de Avilés desperdician entre el 30 y el 40% de su calor
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>